jueves, 19 de abril de 2012

Con el corazón en la mano



Chris Cleave de origen inglés dedicado al periodismo publica en 2010 su segunda novela “Con el corazón en la mano”  (Editorial Maeva, 296 páginas) convertida en un éxito de ventas le valió la nominación al premio Costa 2008. En su biografía cabe destacar que pasa parte de su niñez en Camerún, tal vez por ello, su aproximación al continente africano. Según alguna publicación se prepara una versión cinematográfica producida y protagonizada por Nicole Kidman con el título de Trespass (Pecado).

Todo comienza con el viaje del matrimonio formado por Sarah y Andrew a Nigeria para reparar una relación en crisis. En contra de lo esperado tiene lugar un suceso  que marcará a la pareja británica de forma traumática.

Little Bee es una chica nigeriana que decide huir de su país a tierras londinenses en busca de una oportunidad de sobrevivir, tras pasar por un centro de internamiento, busca a las únicas dos personas inglesas que conoce. Todo ello tendrá consecuencias inesperadas en la vida de todos sus personajes.

Opinión: El autor antes de contarnos esta historia cita el siguiente fragmento publicado por el Ministerio del Interior de Reino Unido (Vivir en el Reino Unido: viaje a la nacionalidad): Gran Bretaña se siente orgullosa de su tradición de servir como refugio seguro para todas aquellas personas que huyen de persecuciones y conflictos. Curiosa referencia, que si retomas al concluir el libro da que pensar.

En principio escogí esta novela por hablar de la inmigración. En este sentido opino que se refleja muy bien y en primera persona la experiencia de Little Bee, una joven de 16 años que huye de su país para ir a Inglaterra. Un lugar donde la gente puede alegrarse  de verla, donde estar más segura… las primeras páginas describen muy bien esto: “Muchos días pienso que me gustaría ser una moneda de libra esterlina en lugar de una chica africana. Todo el mundo se alegraría de verme.” En este sentido me parece un esfuerzo por parte de su autor que obtiene estupendos resultados. Esta narración la complementa otro personaje femenino, Sarah, cuya vida difiere diametralmente de Little Bee pero que nos muestra una mujer fuerte, ambiciosa, valiente y madre del pequeño Charlie que servirá de nexo de unión para reencontrar a estas dos mujeres. Sin embargo, Sarah es un personaje, que al final me deja un tanto perpleja porque arriesga hasta el límite y creo que como madre deja un poco de lado la verosimilitud. Esta es una parte del libro que no termino de encajar. Es una historia llena de sentimientos, con momentos difíciles y muy crudos. A mí personalmente me conmueve la vida de Little Bee. El ritmo de la novela es fluido, escrito con sencillez y por tanto accesible. Todo esto es lo que considero positivo, pero siento decir que tiene el “pero” del sabor a historia de película y no termino de considerarla creíble.

 No es un libro sensacional pero merece la pena conocer a Little Bee, una chica entrañable. 


                                          

2 comentarios:

  1. Lo lei el año pasado y aunque me gustó, hay algo que no me terminó de convencer, el final tampoco me gustó demasiado

    ResponderEliminar
  2. Hola Tatty

    Es verdad que a este libro tiene una historia bonita pero algo le falla. Gracias por tu comentario y por incluirte entre los seguidores. Yo también me añado al tuyo, ya he visto que tienes colgados bastantes cosas de concursos, ¡qué bien!

    ResponderEliminar

A comentar!! :)