miércoles, 30 de mayo de 2012

Pelo de zanahoria (Jules Renard)



Pelo de zanahoria
Edición en castellano del año 2006. 
Editorial: Lumen. Traducción y prólogo de Ana María Moix
223 páginas

Sinopsis: Renard retrata la vida de un niño al que llaman por el color de su cabello, Pelo de zanahoria. Inspirándose en su propia y dura experiencia, Renard nos habla de un chico problemático, obligado a convivir con una madre que no le quiere, un padre que le ignora y unos amigos que hacen de él constante objeto de burla. Pelo de zanahoria va a descubrir de qué materiales está hecho el mundo, pero también el mundo va a oír la voz decidida de este niño que desde hace más de un siglo, nos ayuda a entender el universo de los más pequeños.



Autor: Jules Renard (1864-1910) fue un escritor, dramaturgo y crítico literario de origen francés. Se codeó con la vida bohemia de París a finales del silgo XIX y fue leído por sus contemporáneos españoles de la generación del 68 (Gómez de la Serna destaca como uno de sus seguidores). Su obra se caracteriza por un profundo autoanálisis y por grandes dosis de observación. Marcado por ser un hijo no deseado y por una infancia difícil, de entre sus escritos destaca Pelo de zanahoria (1894) y su obra póstuma Diario (1887-1910) donde asombra con aforismos sobre la condición humana desde su punto de vista “Hay momentos en los que todo va bien: no te asustes, no duran”





Opinión: En la última edición en español de este libro Ana María Moix afirma: “No seré yo quien decida si los adolescentes pueden o no leer Pelo de Zanahoria. Pero es indudable que los adultos sí deben leer esta historia” al leer el argumento y esta sentencia tan clara, no me quedó más remedio que hacerme con la obra.

Basado en la vida del autor, este libro narra una sucesión de episodios en la vida de un niño y su familia. Lo primero que me llamó la atención es la reiterada alusión al puesto que ocupa cada personaje en el marco familiar, Félix es el hermano mayor, Ernestine, la hermana pequeña, los padres son el Señor y la Señora Lepic nos dice una y otra vez su autor. Sin embargo, no sabemos cómo se llama nuestra protagonista, e incluso, se confirma este hecho al decirnos: Todo el mundo le llama Pelo de Zanahoria, un nombre tan incuestionable que la familia, cuando se ve obligada a recordar su nombre de pila, duda.
Como os podéis ir haciendo a la idea, nuestro protagonista es un eterno invisible, que pasa a recibir atenciones solo cuando requieren a alguien para cumplir cometidos que nadie querrá hacer, para ser el objeto de alguna burla o el origen de una regañina. La vida de este niño oscila entre la indiferencia de su padre, el desapego de su madre y las maldades propias de hermanos, llegando a crear en el lector ternura desde el primer momento. Sin embargo, en un entorno campesino de finales del siglo XIX asistimos al desarrollo casi imperceptible de Pelo de Zanahoria desde el niño ingenuo y obediente al adolescente que se rebela ante el mundo, es capaz de enfrentarse a su madre y que nos impacta con el lamento de que todos no pueden ser huérfanos.

He leído el libro en pocos ratos y de seguido, ya que lo permite, pero también puede hacerse en pequeñas dosis, porque cada capítulo nos revela nuevas cuestiones. En concreto se compone de cincuenta pasajes con títulos tan cotidianos como: las gallinas, la olla, la mosca, los piojos… sin duda, el que más me asombró fue las mejillas rojas. Renard envuelve en costumbrismo una prosa muy cuidada, sintética que no escatima en imágenes memorables. Esta edición de la editorial Lumen incluye algunas ilustraciones de pequeño formato y un prólogo extraordinario de Ana María Moix sobre el autor, la obra y reflexiones sobre la educación hoy en día. Sin duda son muchas las cuestiones que puede suscitar.

Mi impresión general es positiva aunque no me resulta del todo factible el que sea una lectura para niños, porque está plagada de sutilezas que no estoy muy segura que uno pueda alcanzar a ciertas edades. Pese a que el argumento pueda parecer triste yo diría que lo que más nos transmite este libro es una ternura cómplice y cierto asombro. Casi que imprescindible, no tanto por la impresión que me ha causado, como por el contenido imperecedero por el que todos pasamos cuando somos adolescentes. Especialmente recomendada para adultos que quieran ponerse gafas de niño. 


                



45 comentarios:

  1. Me gustan los libros protagonizados por niños y éste no lo conocía, anotado queda
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me suelen gustar, aunque este niño tiene tarea... jeje. Besos

      Eliminar
  2. No hace falta decir que no conocía este libro. Lo que sí quiero señalar es que me han encantado la frase que remata tus impresiones: "Especialmente recomendada para adultos que quieran ponerse gafas de niño". ¡Sumamente interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Offuscatio, pues el caso es que yo tampoco lo conocía, siendo un clásico para algunos, pero al leer su argumento y parte del prólogo pensé que no podía dejarlo pasar. Intento decir en la recomendación final algo que indique por donde va el libro y me salió así, me alegro de que te guste. Besos

      Eliminar
  3. Gracias por presentarme este libro!Tu reseña me ha convencido de que esta puede ser una gran lectura. Coincido con Offuscatio en que tu última frase es brillante. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a las dos, viniendo de vosotras es todo un halago. Espero que disfrutes con Pelo de zanahoria tanto como yo. Besos

      Eliminar
  4. Pobre pelirouge, ya me ha dado ternura sólo viendo la foto y leyendo tu reseña. El libro parece interesante, a mí me encanta ponerme en la piel de un niño. Y como ya te han dicho, la última frase es genial. ¡Un besito! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arila, aunque tiene capítulos más o menos impactantes (algunos casi nada) sí que al final te quedas diciendo... uf! pobre! (sobre todo de algunos). Besos y gracias!

      Eliminar
  5. Yo leí hace mucho una adaptación de ete libro en francés para estudiantes de primer curso del idioma y me gustó bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es muy sintético y claro, en otro idioma será algo más sencillo par leer, las obras originales siempre tienen un aliciente ¿no? Besos

      Eliminar
  6. Creo que el argumento me aburriría, sin embargo gracias por tu reseña y por darme a conocer al autor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pakiko mejor ir descartando para que no haya tanta acumulación :) Un besito!

      Eliminar
  7. Mmm me llama pero creo que esta vez lo dejaré pasar por lo que tengo acumulado.
    Aún así, la reseña interesante como siempre. Cuesta decir que no al libro xDD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lesincele, te entiendo, porque conforme te asomas a los distintos blogs siempre hay libros que a uno le interesan y hay que seleccionar para no volverse loca, jeje. Un beso!

      Eliminar
  8. Me encantan los libros con niños con protagonistas. Éste parece una historia dura aunque ya nos aclaras que más que dura es tierna. Creo que podría gustarme así que me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laky, si lo lees a ver que te parece, es fácil de leer y aunque a veces te molesta como lo tratan, tampoco te lo hace pasar fatal. Un beso!

      Eliminar
  9. No conocía este libro ni a su autor. Y por lo que cuentas de esta historia, creo que podría gustarme, así que me lo llevo apuntadito. Aunque tardaré en ponerme con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa igual Margari, entre lecturas conjuntas y propias, todo se va posponiendo. Besos!

      Eliminar
  10. Pues yo soy tendente a lecturas "truculentas" y esta ... esta me la apunto.
    No parece ese estilo pero si que hace pensar.
    Besos y gracias por una reseña fantástica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que no es truculenta, espero que la disfrutas si finalmente la lees. Besos

      Eliminar
  11. Si tan recomendado esta para los adultos habrá que ponerse con él.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, de hecho no está contado como los libros de niños. A ver que te parece, besillos.

      Eliminar
  12. Parece una historia interesante la de este niño. Habrá que tenerla en cuenta. Saludos. Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me parece curioso que aunque lo tildan de clásico yo no lo había escuchado antes. Besillo!

      Eliminar
  13. ...apuntando.... ya está.

    oye oye, tú y yo tenemos mucho en común... esto va a ser una ruina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, esto va a ser un no parar, así no nos aburrimos M!

      Eliminar
  14. Quizás me anima a leerlo, ya te contaré. Biquiños!

    ResponderEliminar
  15. Parece muy interesante, me ha recordado a la que lei hace poco de Vasconcelos, me la apunto me gusta, besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas a ver que te parece, un besote granaina!

      Eliminar
  16. No sé, no sé, parece muy triste, igual me lo apunto para más adelante, hace poco leí uno muy dirillo sobre niños y me dejó tocada, a ver si lo reseño. Un besote!!

    ResponderEliminar
  17. Ains, he intentado comentar dos veces y me da error, te ha llegado?? :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han llegado dos comentarios ¿está bien así? ¿cuál te leíste de niños?oye! no sabía que también eras de Andalucía! Besos

      Eliminar
  18. No acaba de llamarme, creo que lo dejaré pasar por esta vez.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos no podemos leerlos, haces bien! besos

      Eliminar
  19. Por la ternura que comentas me recuerda a Mi planta de naranja-lima. No sé si lo has leído; si no lo has hecho te lo recomiendo. Este me lo apunto, por supuesto!
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he leído, lo tengo pendiente, ahora lo dejo bien subrayado!! :) Un beso!

      Eliminar
  20. Me encanta tu última frase, resume perfectamente el resto de la reseña.

    Como dices, el personaje si parece ser el típico que despierta simpatía y compasión casi desde el primer momento, porque al fin y al cabo todos hemos sufrido, más o menos de cerca, situaciones similares cuando éramos niños. Pero son situaciones que, como dices, sólo vemos desde un enfoque completo cuando nos convertimos en adultos.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rober, gracias por comentar y bienvenido, nuestra opinión coincide bastante, es verdad que la mayoría tenemos algún recuerdo de situaciones similares. un besillo!

      Eliminar
  21. No lo conocía, pero puede que me anime con él. Me ha gustado eso de que deberían leerlo los adultos que quieran ponerse gafas de niño. :-)

    ResponderEliminar
  22. Muy bueno lo de "adultos que quieran ponerse gafas de adolescente"!
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Esa frase ha tenido éxito, jeje. sí, es para leer desde la mirada del niño, cuenta distintos episodios sin más que podrían ocurrirle a más de uno. Besos!

    ResponderEliminar
  24. Jajaja, ¿para qué vendré a verte? Siempre me acabo apuntando libros :( Bueno, al menos no es muy largo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJA en el fondo nos puede la curiosidad de los libros nuevos,un besazo!

      Eliminar
  25. A mí también me suelen gustar mucho los libros protagonizados por niños, así que este me ha llamado la atención!
    1beso:)

    ResponderEliminar

A comentar!! :)