lunes, 16 de junio de 2014

Tenemos que hablar de Kevin (Lionel Shriver)

Tenemos que hablar de Kevin
Editorial Anagrama
616 páginas

El título es admonitorio, obliga, apela, hace parte, envía un mensaje. Tenemos que... Hablar. 

Una recopilación de cartas, las que envía Eva a su marido Franklin. Un barrido preciso de sus vidas, el encuentro con alguien enlaza con recuerdos del pasado y catapulta al presente, sobrevive, por encima del bien y del mal. No hay artificios, esta es su historia.

El secreto es que realmente no hay ningún secreto. Eso es lo realmente deseamos ocultar a nuestros hijos, y esa ocultación es la verdadera conspiración de los adultos, el pacto que mantenemos, el Talmud que tratamos de proteger

De Kevin.
Cualquier lector puede esperar a un chico malo, incluso muy malo, mentiría si dijera lo contrario, no ofrece nada que no sepas, el soniquete noticiario, explotados shows, dramas a disección, viejas historias teñidas en sangre de manos nuevas, un horror que se torna inconcebible. La maldad no puede estar bien vista pero el carácter irremediable de hablar de niños, menos.

De Eva.
Por su nombre y razones bíblicas, causa primera de pecado, el estigma parece incluir a nuestra protagonista, hablando de responsabilidades, una mujer, madre, último eslabón en la cadena de responsabilidades. Su personalidad gélida nos hace dudar, ella misma sentencia: "No caen bien las madres que no muestran afectos por sus hijos. Bien es verdad que a mi tampoco me caen bien esas madres" ¿Qué resolución tomamos al respecto de la escribiente? el veredicto se alarga en sus seiscientas páginas de tensar la cuerda.

De necesidades.
Eva nos cuenta cómo decidieron tener un hijo, cuando vino al mundo, qué fue antes, después, quién tiró el bote de tinta roja en su oficina. Sumas y te retraes expectante. Tras las primeras doscientas páginas tuve dos certezas, la primera era que me intimidaba continuar, la segunda es que una vez asomada no había retroceso posible.  

Tenemos que hablar de esta novela. Certezas que requieren un intercambio. Hablamos para aflojar el nudo en el lector. Una tensión que amonesta, señala conductas equivocadas pero sobre todo se mantiene. Aquí lo espléndido. Permanecer sin fisuras, ocupando tu mente cuando ya no estás en ella, alimentando la necesidad impúdica de saber qué sucedió pese a que hablamos de correspondencia al detalle, la meticulosidad hecha párrafos... delineando ideas, planteando asuntos varios en torno a crianza, televisión, ley en menores, maldad y buenos motivos. Correr no va con ella pero carcomer le va como anillo al dedo a esta lectura, pese a que no suelo establecer muchos rankings de lo mejor puedo declarar y así declaro que me fascinó por la inquietud manifiesta entre sus cartas y el vacío instalado para sentarme a compartir impresiones. Seré yo quien hable de Kevin y serás tú quién necesite hablarlo una vez lo conozcas. 

"Solo es posible castigar a quienes tienen esperanzas que se puedan frustrar o vínculos afectivos que se puedan cortar, a personas que se preocupan por la opinión que tengan de ellas los demás. Sólo se puede castigar a quienes aún conservan algún resto de bondad"
Lional Shriver (Tenemos que hablar de Kevin)

40 comentarios:

  1. Demoledor el libro y demoledora tu reseña. Has utilizado el verbo perfecto para esta lectura y no es otro que "carcomer", es imposible leer este libro y no sentirse así, toca tantos temas, plantea tantas preguntas que la búsqueda de respuestas se torna como mínimo desasosegante, eso por utilizar un término suave, y es que hay preguntas que mejor no responderlas.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Lo tenía ya apuntado. Le tengo muchas ganas. Solo estoy esperando al momento adecuado... Besos!

    ResponderEliminar
  3. Pues nada, tenemos (tengo) que leer a Kevin...

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Lo he visto mucho por la blogosfera pero no termina de llamarme, y eso que sólo leo opiniones buenas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ba-bum. Contundente. Como un derechazo. El título me sonaba vagamente, pero a partir de ahora no lo olvidaré y lo tendré en cuenta en próximas, ejem (o no tan próximas) lecturas. Me has convencido.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Vaya! Tremendo título y tremenda reseña; me pongo a pensar que si lo que nos cuentas me ha impactado tanto, lo que será cuando lo lea, porque lo voy a leer ;) Gracias por la recomendación.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Sí que quiero hablar pero no de Kevin que me cae mal y quiere venir a estropearme el día tanto él como esa madre un poco pastaflora que tiene. Por mi parte no me asomo.
    Besos de nieta con vértigo.

    ResponderEliminar
  8. Me enteré porque vi la película con Tilda Swinton, que está, como siempre, ¡soberbia!

    Me dejó los pelos de punta, y si así está la película, no me quiero ni imaginar cómo estará el libro.

    Hay que leerlo.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  9. Para mi también esta novela es de lo mejor que he leído. Absolutamente de acuerdo contigo. Lo que más me erizó los pelos, sin ser lo más duro, es cuando le cuenta al marido que miró a Kevin a los ojos, siendo este un infante todavía, y vio la maldad pura. Fantástica, increíble y todo lo bueno que se pueda decir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Uf! Me has dejado sin palabras y el caso es que no sé si me apetece leerla.

    ResponderEliminar
  11. Es un libro devastador. Fue terrible adentrarse en el mundo de Eva. Gracias por tu reseña. Fantástica. Por cierto, el Kevin de la película es maravilloso. Ezra Miller hace, para mí, un papel soberbio, y también lo es la Eva, por su alguien no la ha visto y le interesa...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Es mi lectura actual y estoy fascinada, por la manera de narrar de la autora y sobre todo porque aborda un tema que no todas las madres están dispuestas a reconocer, que la maternidad no siempre trae la felicidad.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  13. Me apetece mucho leer este libro, lo tengo anotado desde que lo reseñó Bookworm hace tiempo y desde entonces le he seguido la pista de reseñas, todas positivas, así que a ver si me decido a hacerle hueco pronto
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Uff...Suena demoledor. Por fin alguien ha salido fuera de la political correctness y ha dicho que ser madre no coser y cantar ni un camino de rosas... Me lo llevo.

    ResponderEliminar
  15. Lo había visto por ahí pero hasta que no te he leído no me han surgido verdaderas ganas de leerlo.

    ResponderEliminar
  16. Estupenda reseña Marilú, aunque en este caso no me lo llevo. No hace mucho que vi la película y la impresión fue bastante fuerte. Estoy segura de que el libro sería mucho más intenso y de momento prefiero no asomarme a él. En un futuro más o menos lejano, podría ser, pero no de momento.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ha llegado Kevin! Tendremos que hablar de él, lo tengo esperando turno para cuando acabe con el señor Gerald y alguna otra, que me has picado la curiosidad (otra vez) Y con ese entusiasmo rankinero, más aún. A ver qué es eso que tanto remueve. Esta juventud está perdida, entrando en modo abuelo cebolleta.

    Hablaremos de Kevin :) Besotes sin sombras!

    ResponderEliminar
  18. Pues después de tu reseña y de todos los comentarios que estoy leyendo, creo que no me queda otro que apuntármelo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola!
    Pues la verdad, no me llama mucho..
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  20. Me convenciste en primera persona y me has vuelto a convencer. A la espera de que me digas en que biblio está disponible (eres muy listilla en este tema) para ir a por él :D

    ResponderEliminar
  21. A mi eso de "Tenemos que hablar..." siempre me ha sonado mal, a catástrofe, jajajaja. Así que no, mejor que no hable conmigo, que ya se me ha metido el miedo en el cuerpo XD

    Un besote hermosa!! ^^

    ResponderEliminar
  22. Pues en estos momentos no me apetece este tipo de novela a lo mejor más adelante, un beso

    ResponderEliminar
  23. He visto muchas reseñas positivas de este libro y hace tiempo que le tengo ganas, si no fuera por la enorme lista que tengo de pendientes ya le habría metido mano. Biquiños!

    ResponderEliminar
  24. Yo lo leí hace muchos años, tengo que recuperar la reseña porque creo que coincido contigo, aunque no me acuerdo :/

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Qué inquietante. Cuando una historia escrita conmueve, carcome (como tú dices) y hace pensar es porque tiene calidad en su tinta. Ahora depende de que el lector esté por la labor. De momento, apuntado queda. Bss

    ResponderEliminar
  26. Este lo tengo fichado desde hace un montón de tiempo! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  27. Pues hablemos, hablemos, y leamos, ya te lo he contado, lo tengo pensiente desde hace bastante, de hecho no vi la peli por esperar a leerlo, y como siga así me planto en el Halloween de este año y tampoco... Un besote!

    ResponderEliminar
  28. Yo vi la película y creo que se distancia mucho del libro. La vi hace bastante poco tiempo así que de leer el libro lo haré más adelante. La película me inquietó bastante e imagino que el libro también lo hará. Besos

    ResponderEliminar
  29. He leído varias reseñas de esta novela, y tengo bastante curiosidad, así que espero poder leerla pronto.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  30. Pues a pesar de tu impactante confesión sobre lo que has sentido, o precisamente por ella, dejo pasar este libro: me resulta inquietante ese sobrevuelo de maldad y de falta de sentimientos maternales, si no he entendido mal. Ahora mismo, no es lo mío. Abrazos.

    ResponderEliminar
  31. Pues yo jo lo conocía y la reseña es fantástica, pero no es un libro paf mi en estos momentos :)

    ResponderEliminar
  32. Conocí la novela a raíz de la película, pero nunca me ha terminado de llamar la atención: sé que es un libro de esos que hay que leer, pero yo aún no me decido... Así que ya hablaremos más adelante. 1beso!

    ResponderEliminar
  33. Ya lo tenía apuntado y aunque lo miro con cierto recelo, creo que será una buena lectura.
    Besotes grandes

    ResponderEliminar
  34. Lo leí el mes pasado. Simplemente impresionante. Es un libro especial. Es uno de los mejores que he leído en mucho tiempo. Al final, me quedé con la sensación de no haber conocido a Kevin realmente.

    ResponderEliminar
  35. Muero por leerlo. Me encantó tu reseña, un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Pendiente que lo tengo desde hace meses y meses, siempre me viene a la cabeza cuando os leo las reseñas pero en la librería ni al caso! Me lo anoto en la agenda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Lo quiero leer desde hace muchísimo tiempo. Tengo que ponerme con él porque creo que me va a encantar.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  38. Tengo este libro apuntado desde hace años, que me lo recomendó una amiga hace años. Y me atrae mucho, pero por un motivo u otro, voy retrasando su lectura.
    A ver si encuentro el momento perfecto para leerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Uf, no dejas mucha opción, Marilú. Ya le tenía echado el ojo, pero esta claro que tras tu reseña no va a hacer más que adelantar posiciones.
    Habrá que hablar de Kevin, sí.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  40. Le tengo muchas ganas, leeré primero el libro y luego regresaré a leer tu reseña, abrazo.

    ResponderEliminar

A comentar!! :)