miércoles, 24 de septiembre de 2014

Big Brother (Lionel Shriver)

Big Brother (Lionel Shriver)
Editorial Anagrama
400 páginas

Big Brother no tiene nada que ver con el reality show, eso de entrada, habla de un hermano, uno bastante grande y utilizar grande es un eufemismo, al igual que decir un peso pesado. Esta vez Lionel Shriver viene a hablarnos de la obesidad, la comida y todo un mercado paralelo que se mantiene en Estados Unidos en torno a la cuestión, dicho así podría resultar tedioso, aburrido, en el símil alimenticio escogería: soso pero yo de Shriver esperaría todo menos eso, después de conocer a Kevin este prometía ser un gran bocado. 

La novela tiene un componente autobiográfico importante y es que el hermano de la autora falleció por complicaciones asociadas a una obesidad mórbida, contemplaron la posibilidad de vivir juntos, según los médicos iba a necesitar a alguien cerca sin embargo a los dos días falleció. 

Pues bien, es en esta novela que Shriver se desahoga y ficciona. La primera parte nos plantea un dilema y es que Pandora vive junto a Fletcher, todo un (cito textualmente) nazi de la alimentación y sus dos hijastros. Vida acomodada y mujer de aparente modestia pese a ser portada de revistas por su éxito empresarial. Han pasado cuatro años desde que su hermano no les visita y un día aterriza en casa tras una llamada algo exasperada del amigo a cargo. Edison no está bien, lo que no sabe es que el principal motivo no es su carrera musical en declive o el hedonismo que le caracteriza, todo parece haber derivado en una conducta compulsiva que le hace encontrar a Pandora 178 kilos de hermano. Teniendo en cuenta el ámbito familiar, semejante invitado puede causar estragos, como de hecho sucede, poniendo al matrimonio en la cuerda floja y derivando en la necesidad de escoger. Pandora elige. 

Big Brother no es Tenemos que hablar de Kevin pero de igual modo es una novela que remueve. Con referencias múltiples al jazz y series americanas, quizás excesivas pero también de momentos tragicómicos y reflexiones sin desperdicio. Todo en la dosis justa sin ser superficial o soez. Medir es un arte que la autora maneja a la perfección. 

La basura te convierte en esa clase de persona que tiene esa basura.

La novela se divide en tres partes, la primera nos plantea, la segunda nos permite observar y en la tercera nos da la estocada. Esta novela habla del peso pero sobre todo de las relaciones de ayuda y las personas a las que amamos. En ocasiones, por el bien del otro colocamos una barrera de respeto que nos deja inmóviles, en otras tomamos el mando y metemos la pata hasta el intersticio y sea como fuere, en todos los casos, siempre nos quedará el "y si...". Temía y ansiaba leer esta novela a partes iguales por múltiples motivos, finalmente fue justo lo que esperaba encontrar, Shriver reconcilia pero no se calla. 

Una historia construida sobre la culpa, un sentimiento con el que resulta difícil negociar, también sobre un protagonista de los problemas alimenticios, las emociones y nos habla de comida, por supuesto, pero lo hace desde la perspectiva de qué nos hace comer y con qué asociamos esta conducta, las clases de dietética nos las ahorra, gracias.

Esta vez aboga por un lado muy humano en el que conocemos a sus personajes de forma exacta. Entiendo esta novela como una historia de amor fraternal y en círculo más amplío, familiar, debajo de toda la verborrea pulcra y eficiente, la autora logra trasmitir sin caer en tópicos y conmover en las tumultuosas aguas de lo que pudo haber sido. Pienso leer todo lo que Shriver me cuente. 

"Puede que sea imposible vivir para siempre en nuestros logros porque terminamos ligados al hecho mismo de buscar, a su impulso, a su adictivo subidón anfetamínico y la eléctrica sensación de tener una finalidad de modo tal que cumplir una ilusión se siente como una pérdida cuando toda esa energía y ese entusiasmo se reemplazan por una quietud dentro de cuyo halo los luchadores, paradójicamente, no tardan en sentirse inquietos."
Lionel Shriver (Big brother)

56 comentarios:

  1. Pues sí, es cierto, parece que no es Kevin aunque mantenga esa línea en la capacidad de transmitir, de conseguir calar y de remover, como dices. A mí también me parece uno de los grandes puntos fuertes en el estilo de Shriver. Abarcando aquí otros temas y otros dilemas. Y leyéndote me parece que esta no tira tanto por ese deje un poco divagante que me encontré en algún tramo con Kevin, así que sí, me apetece, me apetece.

    Besotes Shriverianos sin cámaras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es su mayor punto, me encanta eso de ella. No tiene esa atmósfera algo agobiante, va más al grano, es más ágil esta vez y demás pero no da puntada sin hilo, muy ella. A mi me tiene ganada para la causa. En esta caso el tema puede seducir menos (bueno, a mi me encantaba la idea) pero da igual, consigue llevarte al interés. Me odiarás pero sí, léelo ;-)
      Besos Shriverianos con gracias!

      Eliminar
  2. No me voy a animar esta vez. No me atrae lo suficiente. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, Lady Aliena, seguiremos jugando :D
      Besos

      Eliminar
  3. Menudo nivel de compromiso, leer todo lo que Shriver tenga que decir. Apuntas cosas muy interesantes como la relación fraternal y las reflexiones a las que llega. No sé qué haré, ya veremos.
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso y el amor eterno son promesas similares, jajajajajaja. Me gusta como le saca punta a los temas, esa lucidez que proyecta en sus historias, eso sí, no se queda en contar sino que le gusta removerte un poquito. Me falta uno sobre infidelidad, otro tema que vaya tela, a saber que hace. Piensa desde el cariño, para mi la relación fraternal fue lo más especial en esta historia.
      Besos

      Eliminar
  4. Me llama mucho la atención: Me gusta mucho el tema a pariori. Me lo apunto. Gracoas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Hache, espero que te guste, es un libro que merece leerse, da mucho de sí.
      Besos

      Eliminar
  5. Y hoy ya van dos reseñas de esta autora que leo, y las dos son muy buenas. Pero además este título no lo conocía así que intentaré hacerle un hueco. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Te diré que vi la reseña de Rober y me dije, voy a hacerle los coros así que ha sido un poco por confirmas, espero que te gusten Cris.
      Besos

      Eliminar
  6. Madre, menuda reseña, y menudo libro. Me lo apunto, pero antes quiero leer Tenemos que hablar de Kevin.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás que merece la pena, Kevin es un libro que no olvidas, menuda sensación y este, distinto ha sido una confirmación de lo que me gusta Shriver.
      Besos

      Eliminar
  7. Aún no he leído Tenemos que hablar de Kevin, pero me ha llamado mucho la atención este libro. Parece un tema interesante y bastante distinto a todo lo que haya visto hasta ahora, me lo apunto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es distinto en cuánto a cómo aborda un tema tan complejo con esa mirada tan personal que tiene la autora. Ambas lecturas me han gustado mucho.
      besos

      Eliminar
  8. Pues justo vengo de leer la reseña de Rober de tenemos que hablar de Kevin y este libro que nos presentas no lo conocía pero me ha llamado la atención, además no recuerdo haber leído ningún libro que aborde un tema similar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Rober ha reseñado a Kevin, un libro tremendo. En este caso no golpea tan fuerte pero me pareció una novela estupenda y el tema da de sí.
      Besos

      Eliminar
  9. He leído tres libros de Shriver, tres... y me tiene impresionada.
    Aquí y haciendo un chiste de esos fáciles por aligerar el libro, el gordo y el flaco me pareció un contraste abrumador. De cuerpos, de personas, de filosofías...
    Es de esos libros que cuando los ciertas tienes casi náuseas por todo loq ue te has "comido" sin querer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me falta uno (que ya tengo) por leer. Me gusta como aborda los temas, se sale de tópicos, monta las historias y opina. Tiene un estilo muy suyo que me admira, además de ir removiendo todo lo que puede y más.
      Pandora y Edison son dos mundos pese a venir del mismo sitio, qué diferentes y qué palpables, me pareció de lo mejor. ¿Qué me dices de los muñecos? esa empresa y lo que representa, la mofa, los dos hermanos metidos en semejante empresa y tan veraz, a la vez que ficticio.
      También te digo que me enfadé con el final, pensé que había hecho trampa pero luego lo dejé estar. Realmente es un libro que una vez digerido cierras satisfecho.
      Besos

      Eliminar
  10. Hoy me voy un poco indecisa; el libro me inspira mucha curiosidad porque trata un tema que del que se escribe poco, o eso me parece, y por eso de la relación fraternal, que también me interesa, pero no termino de sentir "el llamado". Lo llevaré para la lista y si nos encontramos un día de estos, puede que me anime :) Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un argumento que, de entrada puede llamar menos, visto desde el tema alimenticio aunque como digo, lo que resalta es esa relación de hermanos. Si hay llamado, bienvenido sea :)
      Un beso!

      Eliminar
  11. Es que entre Mientrasleo y tu me habeis picado mucho con este autor... aun tengo pendiente el de Kevin, pero este va para la lista (encabezando casi) porque es un tema del que siempre me he intersado y tal como lo trata creo que merece la pena. Creo que tendre que cambiar la programacion de octubre, pero merecerá la pena. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que tiene mucho donde tirar, también te digo que se lee mejor que Kevin, no te transmite esa angustia y es más ligero, además de algún momento, como digo, tragicómico. Espero que te guste, es una autora que no me deja indiferente de momento.
      Besos

      Eliminar
  12. El de Kevin me encantó, pero este no me tira mucho... no sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son distintos, como digo, Kevin es tremendo y este más liviano aunque igualmente es reconocible a la autora. en fin, nada, obligaciones ninguna :)

      Eliminar
  13. No conocía a la autora pero me la llevo
    apuntada me has convencido. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una autora que consigue remover bastante, espero que la disfrutes dentro de lo que es su estilo :)
      Besos

      Eliminar
  14. Bueno creo que me llama más el de Kevin fíjate tú...Y por alguno tengo que empezar claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo a al vez es difícil, ya verás tu Kevin, ya...
      Besos

      Eliminar
  15. Como ya sabes Tenemos que hablar de Kevin me encantó, si es que "encantar" es un término adecuado para definir mi trastorno tras su lectura, pero tú me entiendes. El caso es que como me quedé con ganas de leer nuevamente a la autora me hice rápidamente con este libro, rapidez que no se tradujo en Manuela se pone a leer, aunque todo se andará. Tu reseña ya me dice que de nuevo terminaré "encantada".
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego encantar es un concepto nuevo si hablamos de esa lectura. Te entiendo a la perfección y tengo buenas noticias, esta es mucho más ligera, verás, que ella remueve y demás pero no es esa angustia. Más ágil de leer, además pero con su toque. Olvida a Kevin para conocer a estos hermanos, espero a que me cuentes :)
      Besotes!!

      Eliminar
  16. Un libro para recomendar a los americanos. Parece que Robert y tú os habéis puesto de acuerdo para reseñar a la misma autora jejeje. Yo solo he visto la peli, la de Kevin, y me pareció una historia como para no pasarla por alto. Con respecto a esta, me siento atraída por la temática, aunque dura porque claro teniendo tintes autobiográficos no creo que la cosa sea moco de pavo. Ya veré qué hago madrina. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no ha sido un acuerdo peor casi, vi la reseña de Rober y pensé, pues esta reseña publico, una que es así de última hora :)
      No vi la película de Kevin porque el libro me pareció francamente agobiante y no sé si quiero pasar por el trance. Tiene tintes en cuanto al abordaje peor es todo ficción Marisa. También es más llevadera, Kevin es tremenda.
      Besos

      Eliminar
  17. Tengo pendiente la novela "Tenemos que hablar de Kevin", la peli si la vi y me gustó mucho. Por lo que comentas también anoto esta. Ese último párrafo de la novela me ha gustado.
    Besotes!! Feliz miércoles! :)
    S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no vi la película porque con la novela tuve bastante, Big Brother da más respiro, espero que te gusten :)
      Besotes y feliz casi jueves!!

      Eliminar
  18. Me quede a medias con Kevin, quizás lo intente con éste que el tema me seduce, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este no es tan arduo como Kevin, a ver si hay reconciliación :)
      Besos

      Eliminar
  19. Pues sí que es un cambio radical de tema con respecto a Kevin. La descripción de sentimientos, culpa, etc me interesa especialmente así que me lo voy apuntando, lo tenía ya apuntado pero es que con Kevin lo pasé tan mal... Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que ver, en medio hay otra novela sobre infidelidad. De todas formas, como digo, Big Brother es más liviano, no lo pasas tan mal como con Kevin (que sí, menuda angustia), la relación de los hermanos y como juega la culpa en el sistema familiar es lo que más me gusta de este libro. También tiene algo de cómico, como ves, nada que ver.
      Un beso :)

      Eliminar
  20. No he leído nada de la autora y parece que me estoy perdiendo grandes historias. Este libro no me termina de llamar aunque me resulta interesante el tema.

    Buscaré a Kevin primero... :)

    Me gusta el cambio de blog, no lo había visto, pero si me permites una observación el fondo tan oscuro con las letras claritas marean un poco :( La cabecera me encanta!! :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema lo trata bien, ya es que te apetezca más o menos. Me gusta Shriver porque te hace pensar y te lleva por muchos caminos.

      Kevin es tremendo, y ame contarás.

      Muchas gracias!!! me alegro que te guste y te agradezco mucho también tu sugerencia, miraré aclarar un poco lo del fondo o similar.

      Un beso!!!

      Eliminar
  21. Hace unos días tuve este libro en las manos para llevármelo a casa (por la autora principalmente) y ahora, leyendo tu reseña, veo que tengo que arrepentirme de no haberlo cogido. Menos que esto tiene solución volviendo al lugar de los hechos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento hacerte desandar el camino, Shriver tiene algo y es no dejar al lector indiferente con sus planteamientos. Me ha sorprendido el cambio peor me ha gustado igualmente.
      Besos!

      Eliminar
  22. Uys, cuando he visto Big Brother casi salgo huyendo... Pero parece que el libro tiene bastante más chica que el programa de televisión. Me parece un libro curioso e interesante, pero ahora mismo preferiría no leerlo: es un tema al que me acerco con cautela y ahora estoy en plan frivolona. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ya me imagino, patitas para qué os quiero!!! Tiene más chicha y nada que ver con el programa, me ha gustado mucho leer esta otra cara de Shriver. Es un tema peliagudo, te doy la razón y bueno, si tiene que ser en un futuro, será. La frivolidad también es necesaria.
      Besos!

      Eliminar
  23. No leí Tenemos que hablar de kevin por el tema que toca. NO se si me animaré con este tampoco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Kevin es un libro que puede costar porque asfixia cómo lo cuenta y este, pues es mucho más llevadero, me ha parecido interesante como lo plantea aunque claro, tiene que llamar el tema :)

      Eliminar
  24. Uys, pues no me hubiera fijado en este libro con este título. Pero ahora ya me has picado... Si es que ya te imagino siempre como un demonio chiquitito puestecito en mi hombro susurrándome y tentándome...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  25. Tengo pendiente a Kevin, pero ficho a este también, creo que es la primera reseña que leo sobre el libro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. Aún tengo pendiente Tenemos que hablar de Kevin y me gustaría empezar por él, pero este también tiene muy buena pinta. No he leído nunca un libro con esa temática y por lo que cuentas parece muy interesante.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Me lo apunto. Parece imprescindible.
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Shriver parece haber sabido tocar tu tecla lectora :) Me llama la atención lo de la verborrea que mencionas porque una vez que le eché el ojo a Kevin, así por encima, me dió esa sensación, no en plan molesto, eh. Presiento que esta autora me va a gustar (de hecho voy acumulando libros suyos sin haber empezado a leerla siquiera) y cada vez que te veo comentar un libro suyo me entra esa congoja de los autores pendientes, y miro la estanteria, y los libros sin leer en espera y me entra como angustia. Creo que me va a gustar especialmente cierto trasfondo rebelde y removedor que intuyo por tus reseñas.

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
  29. Me han hablado bien de este libro (y de todos los de Shriver) así que habrá que hincarle el diente :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  30. Una novela que no me llamaba nada y cuya lectura me he planteado desde que me comentaste tus impresiones. Partir de ese tema para ofrecer múltiples reflexiones, incitar a pensar y dar una bonita historia fraternal son elementos que me han convencido para meterla en la lista. Un beso!

    ResponderEliminar
  31. Una reseña muy interesante, pero creo que este libro lo dejaré pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Lo tenía ya fichado y con tu reseña sube a puestos de salida!!

    ResponderEliminar
  33. Aún tengo pendiente a Kevin, aunque ésta también tiene muy buena pinta. Empezaré por Kevin y si me convence, seguiré por aquí.
    1beso:)

    ResponderEliminar

A comentar!! :)