viernes, 17 de octubre de 2014

#37 Cajón desastre... respeto...


 


Primero pensé en llamar al primo de Zumosol pero me daba fatiga. Es un anuncio añejo y objeto de más de un chiste de cuando la administradora de este blog usaba coletas. Además no patrocino otras marcas aunque la Coca Cola parezca absorber el monopolio de mi presencia en más de uno de sus sketch y sin comerlo, ni mucho menos beberlo les haya soltado un par de dardos subliminales y saliven como canes de Paulov a la hora del aperitivo. Ni  uno más ¡palabrita!

En lata rellena de líquido carbonatado, burbujeante, color marrón de ojos homónimos late, como salsa de tomate, un espíritu comercial. No descubro la pólvora y mucho menos la fórmula, eso sí, entre nosotros, acérquense que les susurro si el aire me deja ¡¡¡¡sienten cochina envidia!!! -al fin-  suspiro. 

¿que por qué? Pues porque saben que mi aparición estelar es directamente proporcional a la adquisición del que está enfrente, todo hay que explicarlo, oiga. Mucho marketing pero en el fondo ¡soy yo! La chispa de la vida. No les engañen

Ahora bien, si hay que buscar el origen primigenio de mi existencia pregunten a mi madre, sabrá indicarles o al menos les hará un poquito más dichosos. En los tiempos que descorren no estamos para escatimar en felicidades. Ella se curva y con un poquito de suerte o de simio, yo nazco. Así, sin más. 



Según la tradición de los Ainos, que haberlos haylos o los hubieron allá por el norte del Japón, grupo primitivo de los orígenes de la humanidad con sus niños esquimales Netsilik Inuit que no me pregunten qué significa, solo me remito a eminentes estudios antropológicos recogidos y mascados para el uso de la navegación web, a lo que venía, pues, (los niños estos) celebraban juegos en los que imitaban a los hechiceros de la comunidad, empleando fórmulas para alejar a los malos espíritus, lo cual me desataba incontrolada, ante la gracieta infantil. ¿No les parce cómico? Imitamos y somos como monos, valga ir asumiéndolo y lo intentaré de nuevo: van dos y se cae el de en medio. Pues eso mismo pienso yo, que poca gracia le veo y he aquí el quid de la cuestión.

Si en el Unikita Central Hospital veintiséis pacientes con dermatitis alérgica a los ácaros del polvo -qué repelús pensar en la microscopia de los seres- como decía... ¡esos alérgicos llorosos con la vela del moco líquido disminuyen su reacción alérgica viendo Tiempos modernos! Si ellos pueden desde el lejano oriente, Namasté más indio o más modernillo ¡que rule, que rule!

Debo decirle señores que no vengo sola, estimulen su procesamiento de las emociones, ejerciten el sistema límbico, potencien la respuesta motora, ventilen y fonen con otro aire, les robaré el aliento pero les quitará las penas. Los niños me ejercitan unas trescientas veces al día, los adultos no llegan a ochenta. ¿qué estamos haciendo mal? les pregunto.  

Ese balbuceo fisológico, lúdico, instintivo, estereotipado que forma asociaciones en el subconsciente y reaviva al consciente. Es decir, yo, pido, exclamo, solicito, imploro, ruego, requiero y REVINDICO, respeto.

¡PRIMOOOOOOOO! 

Fdo. La risa

................................................................................ 

La relación entre la risa y los sucesos del mundo está modulada por la cultura y la sociedad que viendo el panorama más indigna que carcajea pero ya lo advertían Platón y Aristóteles con su visión oscura de la risa -comprensible en quienes encontraban divertidas las ejecuciones públicas, algo que actualmente es políticamente incorrecto o eso dicen- y por todos es sabido que no es lo mismo reírse con alguien, que reírse de alguien, de nosotros, quizá. 

Me puse seria para pedir respeto porque la risa no es para tomársela a guasa. 
Fdo. Marilú 




32 comentarios:

  1. Cuanta razón, y cuanta gente que ni siquiera sonríe ni al saludar. Besis.

    ResponderEliminar
  2. :-)

    Ríamonos de la vida, antes de que la vida se ría de nosotros. Tomemonos la vida con calma, pero disfrutémosla hasta el último segundo. Y primo de Zumosol no tengo, pero si quieres una prima, yo me ofrezco voluntaria.

    :-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Chapeau una vez más. Muchos besos y a disfrutar del fin de semana con una sonrisa.

    ResponderEliminar
  4. Como siempre un cajón desastre genial, cuanta razón tienes y que poco valoramos "la risa"
    Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  5. Fantástica entrada, Marilú, llevas mucha razón, y me voy riendo, claro :)

    Un besazo y muy feliz finde.

    ResponderEliminar
  6. Qué gran entrada, eres impresionante! Siempre hay una sonrisa y para ti más ;)
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. A veces es muy difícil y se pierden días a puñados, es lo malo de crecer y vivir con los humanos adultos sean de la época que sean. Pero todavía se escapa alguna de vez en cuando y sienta tan bien...
    Genial el cajón, abu sonriente

    ResponderEliminar
  8. Feliz fin de semana! Besos y sonrisas! :)

    ResponderEliminar
  9. Me encantan estas entradas, nos sobran las razones para sonreír, y lo triste es que mucha gente no las encuentra nunca. Buen fin de semana y a reír como tont@s!

    ResponderEliminar
  10. Gracias, que entre párrafo y párrafo has conseguido que llegue a la media de los niños y hoy las llevaba escasas. Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Chica, yo es que soy una persona muy seria, qué quieres que te diga... pocas veces me río y menos aún consigo ver una sonrisa en quienes tenga delante :-P
    Una entrada estupenda, tus desvaríos son como la coca cola... dicen que generan adicción
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Oda a la risa en el cajón! :D

    Es verdad que cualquier cosa suele ser más facil y más llevadera con una sonrisa, es uno de esos lenguajes que entendemos todos. Y es una pena que no lo usemos más, y que a veces haya gente que le cueste tantísimo usarlo.

    Me apunto a la adicción, a esa y a la de la biodramina :P

    Besotes sonrientes de casi-finde :)

    ResponderEliminar
  13. Una entrada fantástica!!! Si es que la risa es muy necesaria y sobre todo en estos tiempos. Ahora es cuando más falta hace. Y tú tienes el increíble talento de siempre conseguir arrancarme una sonrisa.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. La fórmula de la coca cola me da risa, me gusta la genuina americana con jarabe de maiz, ese es el único secreto que puedo desfilar, en cuanto a cuando empecé a reírme... Es una manía sempiterna e insistente, me río, me río y lloro o me enfado pero me vuelvo a reír... Eres muy risueño dicen... Pero volviendo a los orígenes, de la risa y del que escribe... No los conozco, reí por la nieve y por el calor de la costa cercana al ecuador, reí de felicidad y me río hasta de mis cambios de humor, la risa me los cura, me río de lo absurdo y de lo que no entiendo y de mi ansia absurda de querer entenderlo todo... Y me veo riendo solo por calles de otras ciudades lejanas, por estas, manías que tengo y me río con tu entrada porque me recuerda cuanto me gusta reírme. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. ¡Muy buena! ;)
    Feliz fin de semana. Besos

    ResponderEliminar
  16. De pequeña era muy risueña, pero reconozco que ahora que he crecido ya no me río tanto como antes... Aunque cuando lo hago, lo hago a carcajada limpia! Creo que la vida es mejor con una sonrisa en la boca y aunque a veces cueste, hay que encontrar motivos cada día para al menos flexionar los labios horizontalmente durante un momento... Tu entrada de hoy, chispeante como la cocacola (zero, por favor, que la normal me hace llorar) me ha sacado una buena sonrisa mañanera; gracias por tus delirios! 1beso!

    ResponderEliminar
  17. Pues sí, hay que reírse. Me ha encantado el post. Gracias, Marilú. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Ríamos pues, aunque a veces cuesta pero yo intento recordarme lo de Un día sin sonrisa es un día perdido... Besos madrina.

    ResponderEliminar
  19. Hoy, como mínimo, ya tengo las risas que me ha provocado tu fantástica entrada, ahora vamos a por el resto.
    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Muy buena entrada Marilú, es importante y sanísimo reír, sonreír y soltar carcajadas. Yo uso mucho de eso y sinceramente me va mucho mejor o al menos yo me siento mejor. Y empiezo por reírme de misma. La gente debería sonreír y reír más, no saben lo que se pierden, con coca-cola o sin coca-cola jajajajjaja
    Besossssssssssssss

    ResponderEliminar
  21. jajaja, estás como una cabra!!
    La risa es la mejor terapia, no creo que me ría 300 veces al día (tampoco las he contado, empezaré mañana, jeje), pero sí que me río bastante. La alegría atrae alegría, vivimos en un mundo que a menudo parece demasiado triste y oscuro, mejor traer un poco de luz.
    Por cierto, de bebé eras muy mona ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Pues tienes toda la razón, con los tiempos que descorren más nos vale buscar motivos y ocasiones para la risa, aunque tengamos que mirarnos en un espejo para ello o pasar a revolver cierto cajón desastre, sin ir más lejos :))

    Hoy me despido con carcajadas, para estar a tono,
    ¡¡JAJAJAJAJA!!

    ResponderEliminar
  23. El mejor desestresante!! Con la risa, nunca es demasiado XD
    Un besito y una sonrisa

    ResponderEliminar
  24. Yo siempre ando con la sonrisa puesta 😊y me gusta que la gente me la devuelva

    ResponderEliminar
  25. Me uno a la petición de respeto para la risa, que nunca se pierda, que nunca nos la roben, como mucho, prestarla, pero que nos la devuelvan. Un besote!!

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Voy con retraso, no me lo tengas en cuenta. Te agradezco este cajón en medio de la maratón que me estoy dando, la risa ha sido y es terapia para mi ¿Quién le falta el respeto? mira que si hay que partirle la cara a alguien por tomarse a guasa la risa o malreírse, se parte, eh.

    La risa es vida, la risa es contagiosa, luego riendo se contagia vida, así que aquí te dejo esto mientras sigo mi itinerario:

    https://www.youtube.com/watch?v=9i-3e5aFOrE

    Gracias y besos (y sonrisas, risas y carcajadas)

    (Sorry, ahora mismo voy a escribir cien veces: repasar antes de darle a "Publicar")

    ResponderEliminar
  28. Asunto serio el de la risa: ¿se puede pasar un día sin catarla? Si alguien puede, creo que tiene un serio problema y debe hacérselo mirar. Claro que algunas lo tenemos más fácil, una vez nos hemos conseguido rodear de gente risueña que la provoca apenas con un guiño o una palabra. Así da gusto deslizarse a lo largo de la jornada, segura de que una sonrisa caerá, y dos, y tres o veinte más. Las que hagan falta.
    Un honor sonreír por estos lares, oiga usted.
    Muaks.

    ResponderEliminar
  29. Me encantan estas entradas!
    Totalmente de acuerdo con lo de la risa, hay que sacarla de paseo a diario!

    Besotes

    ResponderEliminar
  30. Contenía la risa hasta que llegué a los 27 enfermos con dermatitis alérgica y ahí es donde exploté en carcajadas. Y digo 27 en vez de 26 porque me solidarizo con el Hospital Unikita Central contra los ácaros del polvo. Me han convencido :)
    Genial, ML. Tienes una mente prodigiosa. Un beso

    ResponderEliminar

A comentar!! :)