jueves, 26 de marzo de 2015

El mundo después del cumpleaños (Lionel Shriver)

El mundo después del cumpleaños (Lionel Shriver)
Editorial Anagrama 
Colección compactos
704 páginas

El mundo después del cumpleaños no podía tener una portada más congruente. Una mujer que son dos, la ventana duplicada, jarrón del flores que caen y bosques de árboles que invitan. Lionel Shriver lo ha vuelto a hacer. Ha cogido un tema y la gubia, se ha dicho ¿infidelidad? os vais a enterar, tallando con la mediacaña. Después ha soltado la herramienta, ha mirado, evaluado el conjunto y sacado el taladro, de parte a parte, agujero. Mirilla donde tendremos para mirar. 

Irina es una ilustradora de cuentos infantiles que vive bien y acompañada de Lawrence, su pareja, estables durante nueve años y que hace cinco establecen una tradición, cenar con Jude y Ramsey
En realidad todo comienza el día del cumpleaños de este último, un profesional del snooker (variante del billar), día que cambia el mundo y días después del cumpleaños. Ramsey se ha divorciado, Lawrence anda de viaje por trabajo e Irina se verá en la tesitura de la cena anual. 
¿Y quedan?
Claro ¡qué pregunta!
Y hay comida, por supuesto, japonesa para más señas e incluso regresión adolescente en un ambiente distendido y copas de más, parece cantado pero no se precipiten. Shriver decide no escoger, parte la novela y toma los dos caminos para Irina ¿Qué pasó cuando se dejó llevar? ¿que sucedió al frenar los pies?. Blanco y negro, cara y cruz, fiel e infiel. Si alguna vez te preguntaste ¿que pasaría si...? es el momento de experimentarlo. 
"Pero, sea cual sea la dirección que tomemos, habrá altibajos, momentos buenos y reveses. Nos enfrentamos a un futuro en el que tendremos que hacer más de un ajuste, no a un rumbo perfecto en comparación con con el cual todos los demás son una porquería. [...] Cada futuro en conflicto tiene sus ventajas y desventajas, pero yo no quería contar un futuro malo y uno bueno. En los dos, todo sale...."
Declaré en su momento mi pretensión de continuar leyendo a Shriver. Me convence, me hace pensar, logra darla vueltas a los temas e incluso a las tortillas. Un planteamiento de fondo para armar la historia (y de paso cena y palomitas). Y no solo cuenta, diserta. Por eso creo que tardas en entrar en ellas, sus novelas. Si con Tenemos que hablar Kevin me llevó ciento cincuenta páginas, calculo que chispa más o menos lo mismo con esta, marca de la casa, ahora bien, El mundo después del cumpleaños me ha hecho dudar, de mi paciencia y de la autora, llegando a plantearme el abandono, motivada por el mosqueo, todo hay que decirlo.

De las dos tramas hay una en la que no comprendo a Irina, su motivación para actuar, además del dichoso snooker, juego de tocar las pelotas con el palo que meterías por___, a____, dudé, queridos, dudé porque no podía creer tanta explicación aburrida del tipo jugando, botellas y tragos, política en la mesa, pelea y reconciliación, rutinas que hastían ¿quería sacarme de mis casillas? No Shriver no..., tan precisa, tan directa pues sí, señores, sí, he concluido (dedo acusador): ¡lo ha hecho a posta!, quería resultar cansina y que aborreciera al personaje, a los personajes, a todos, un poco, bastante, estoy firmemente convencida. Mi interpretación diréis ¿de quién si no?

Shriver utiliza elementos comunes para las historias en paralelo y lo hace bien, superpone para que todo cuadre, desemboca donde debía. Irina y Lawrence, Irina y RamseyIrina es la mujer sentada mirando por la ventana. Pasaremos por los estadios de cualquier relación de pareja, hablará de sexo, porque eso puede ser lo fundamental, porque deseo, amor, beso, fantasía ocupan buena aparte del imaginario, porque centrarse en una cosa obvia otras, porque no siempre es posible tenerlo todo, porque no se puede estar al plato y a la tajá, en misa y repicando, porque:

"Nadie es perfecto 
HECHO CONOCIDO"

Porque esta novela me ha hecho sudar tinta pero hemos terminado en tablas. 
Porque seguiré leyendo a Shriver (y esta no es su mejor novela)

Recomendada exclusivamente a espíritus tenaces con sangre en las venas y ganas de discutir/debatir. 

65 comentarios:

  1. No la conocía pero de momento no creo que me anime con ella, la que sí tengo pendiente es Tenemos que hablar Kevin, que me atrae mucho más. Qué casualidad que la reseña sea el día después del cumpleaños del mismo título :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que hablar de Kevin me impactó muchísimo, la otra que leí y me gustó bastante es Big brother y esta, digamos que no ha sido un camino de rosas.
      :D casualidad o casi ;) me pareció el título más acorde.
      Besos!

      Eliminar
  2. Uff, no creo que sea para mí este título. Odio snooker.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que yo lo he empezado a odiar después de la novela, jajaja.
      Saludos

      Eliminar
  3. Yo no he vuelto a leer a la autora desde Kevin, pero no... Éste no me lo llevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela, ya sabes que Big brother me gustó bastante más que esta pero Kevin es mucho Kevin...
      Besos

      Eliminar
  4. Yo leí esta antes que "Tenemos que hablar de Kevin" y me gustó muchísimo. De hecho, en Tenemos que hablar está el germen narrativo que aquí desarrolla mucho más. El problema lo tuve con su tercera novela, en la que ni siquiera llegué a la página 100. En cambio "El mundo despues del cumpleaños" me encantó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de esas dos leí Big brother que me pareció mucho más rebajado pero con más carga irónica (cosa que aquí también se percibe). Puede que el orden de los factores altere el producto al leer a Shriver, a mi la novela de Kevin me pareció tremenda e inolvidable por asfixiante y angustiosa. El personaje de la madre a dos aguas, Irina tiene esos rasgos pero me pareció mucho más superficial aunque entiendo lo que dices. Gracias por comentar y dar pie a la discrepancia, Jose Luis.
      Saludos

      Eliminar
  5. Pues a mí no me apetece aburrirme ni aposta ni sin querer jeje. Así que este no va al saco. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja pues nada, saco en busca de otro que lo llene.
      Besos

      Eliminar
  6. Jajajaja, creo que no tengo muchas ganas de polemizar/debatir y que no voy a tener tanta paciencia como tú. A éste voy a dejarle pasar de largo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta abandonar los libros, solo lo hago porque no esté en un buen momento por eso me fastidió, andaba remontando, pensé que era valor seguro y ¡zas! me aburrí, creo que mi valoración mejoró porque el cierre es bueno pero la verdad es que me cansó. Me queda una (traducida) dejaré un lapsus de recuperación.
      Besotes

      Eliminar
  7. Pues yo también me apunto al club del no; lo siento. Tengo demasiado pendiente. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sientas, hay que ir al club que convence sea cual sea :)
      Besos

      Eliminar
  8. Por ganas de discutir que no quede, tengo para dar y repartir, pero lo de la tenacidad ya me pilla peor. Últimamente me desconecto muy a menudo, a sí que será mejor dejarlo para otro momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay que ir a conciencia porque puede pasar eso, lo cierto es que no es difícil pero se eterniza a tramos. Creo que sobre todo concluyes con los modelos de relación que nos imponemos y eso da que pensar.
      Besos

      Eliminar
  9. Yo no pude con el de Tenemos que hablar de Kevin así que de momento no me animo,besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Kevin es un libro angustioso, hay que tener ganas pero este es mucho más llevadero en cuanto a la temática. En fin, lo aparcamos.
      Besos

      Eliminar
  10. La vi en la biblioteca pero no termina de convencerme...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por otra cosa, seguro encuentras ;)
      Besos

      Eliminar
  11. No la conocía, y aunque me tienta, creo que no me apresuraré a ir por ella, pero que cae, cae ;) Muchas gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shriver me parece que es para conocerla pero sobre todo por su Kevin y sobre todo por su manera de enredar. Esta, como digo, no es en mi opinión su mejor novela pero no dejo de aconsejar leer a la autora.
      Besos

      Eliminar
  12. No me apetece mucho en este momento, pero tomo nota para otros momentos lectores, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para otros momentos. Ya me dirás si te animas.
      Besos

      Eliminar
  13. No voy a picar, mi espíritu tenaz solo aflora cuando me interesa y la infidelidad no me interesa nada y menos tal y como se concibe hoy en día que parece hasta necesaria. Lo de las ganas de discutir /debatir eso siempre, ya lo sabes.
    Estoy a quince momentos de salir de Fukuoka, sobrecogida y desconcertada porque no me quiero ir de ese horrible lugar. Así que no me parece que este libro que traes hoy tan pesado y que te ha apretado las tuercas tanto como para que le hagas una guillotina ( eso es, da igual que lo niegues), me vaya a consolar.
    Y no me gustan nada los "y si en vez de...hubiera..." porque hasta hace un tiempo yo hacía lo mismo que todos y pensaba que me hubiera ido mejor.
    Por todo esto y mucho más digo que no.
    Y de snooker sé porque lo veo en Eurosport, jaja, nunca sabré hasta dónde llegan mis rarezas.
    Ah, y se me olvidaba, ¿las criaturas mágicas tenemos sangre en las venas? Entonces son dos de tres requisitos.
    Un Besote de nieta chiflada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que no lo vas a leer, sé que no vas a pasar por esa "tortura" pero también sé que podríamos hablar largo y tendido de Irina y sus decisiones en ambos casos. La estampa podría ser similar a la anterior (esa tertulia veraniega). Nos reiríamos y mucho.
      Así que te lo voy a contar y flipas.
      Está bien, puede que me haya salido una vena guillotinesca, me reconcilié por el final que lo arregla algo pero padecí mucha impotencia y aburrimiento con el juego, no sé que te parecerá el snooker por Eurosport pero aquí eran unos muermos y los jugadores impresentables.
      Jajajaja los y si.... yo dejé de plantearlos y si ¡leches! Es lo que hay, seamos prácticos que son dos días.
      Las criaturas mágicas tenéis sangre en las venas, sí pero es de una variante que od hace de otra pasta. Esto ya te lo diré a la hora del cuento.
      Besos que se chiflan por las chifladuras

      Eliminar
  14. Vaya. Al comienzo de la reseña estaba bastante animada, por tus anteriores comentarios sobre Tenemos que hablar de Kevin, y la editorial, que no suele defraudarme, pero al finalizar...me parece que me quedo con el primero que leíste y luego ya veremos.
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta Shriver para mi ha sido un golpe bajo, de ahí también mi desencanto, no está mal pero he salido algo mosca. Kevin es tremenda y Big brother también me gustó.
      Besos

      Eliminar
  15. A pesar de que nos digas que ésta no es su mejor novela, de que tu reseña me haya tentado de más a menos para al final quedarte en tablas, no me desagrada lo que nos cuentas en conjunto. No correré a por él, pero me lo llevo anotado ;)
    Gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos terminado mejor de lo esperado pero no me lo ha puesto fácil y hay que ir sabiendo. El estilo y las cuestiones que expone son rescatables pero no quería lanzaros sin advertencia. Gracias a ti :)
      Besos

      Eliminar
  16. Me parece que no, que no me llevo este libro. Aunque al final haya quedado en tablas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que he ahuyentado al personal :/ jajaja me quedo con lo bueno pero quería exponerlo todo.
      Besos

      Eliminar
  17. Pues nada, a otra cosa. jejeje.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A otra cosa, veo que lo ves claro en ti caso XD
      besos

      Eliminar
  18. Uuuuf, no sé no sé. Que lo del tertuleo, el debate, e incluso el tema de la infidelidad en torno al que parece que orbita lo que nos presenta aquí Shriver podrían llamarme, sí. Pero creo que al menos no para ahora, que ando un pelín más disperso de la cuenta con las lecturas. Creo que me lo anotaré en próximos de Shriver, que también es un autor con el que quiero seguir con el tiempo, en momentos más lúcidos :P

    Besotes con croisant! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha parecido muy debatible por lo que plantea y cómo lo plantea. Supongo que esto también está influido por las experiencias y expectativas de cada cual. La verdad es que la infidelidad es un tema que a priori no me quita el sueño, pero era Shriver. En fin, ahí queda para momentos más centrados y además hay más títulos.
      Besos de tapa

      Eliminar
  19. Muy curiosa la obra que nos traes hoy y a pesar de tus pequeños inconvenientes quizás me animaría con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, da que pensar, hay que ponerle algo de paciencia pero se desenvuelve y terminas mejor de lo esperado. Ya nis contarás si te decides.
      Besos

      Eliminar
  20. Creo que una de las cosas que hacen que una novela sea buena es cuando mantienes un pulso con alguno de sus personajes. Cuando dan guerra.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego pulso han dado, los tres, sabiendo que no podía acabar más que como acaba. Da para bastante pese al esfuerzo.
      Besos

      Eliminar
  21. Madrina este no.. No al menos en una temporada... Desde luego, el título no puede ser más oportuno después de tu última entrada jejee. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, entre las lecturas me pareció por título la más acorde, jajaja. Este es para ir con determinación.
      Besos

      Eliminar
  22. Jajajaja, yo iba leyendo y tú hablando del libro, descripción de portada, Kevin, digo, esto es lo mío... Y decías lo de pensar y ya me imaginaba yo haciendo cientos de miles de tortillas pero no, creo que no es lo mío. Por qué algunos autores se empeñan en hablar de temas que interesan a una minoría. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja cientos de miles de tortillas, madre mía, qué revuelto esta vez. Solo me interesaba Shriver, lo de la infidelidad no tanto y el snooker creo que nunca me podrá interesar después de esto XD al final algo mejor pero llegó un punto que no podía creerme lo que planteaba (y si lo pienso, vuelve!). Kevin y Big brother son mejores mil pares de tortilla más.
      Besos:)

      Eliminar
  23. no se si de momento sea yo un espírtu tenaz así que me abstengo de apuntarlo en la libreta, más si como dices, esta no es su mejor novela.
    Un beso,
    Ale

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la mejor, si no has leído a Shriver lo mejor es Kevin, sin duda.
      Besos

      Eliminar
  24. Uy... lo siento pero este lo dejo pasar jajaja. Por lo menos un libro que estoy segura de tachar jaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja esta vez lo puse fácil :P marcha tranquila.
      Besitos

      Eliminar
  25. Ayayayayay, Marilú, que a punto has estado de mandar al libro a hacer puñetas... Fíjate tú, a mí me convence un poco más que Tenemos que hablar de Kevin, que me lo han ultrarrecomendado, pero aún no me animo a hacerle hueco... Y si encima cuesta meterse en harina, voy a dejar que el destino decida si debo leerlo o no. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente a punto, reconozco que me ha compensado acabar pero me ha costado un tanto de paciencia. Es mucho menos angustiante que Kevin, lo bueno de Shriver es que no se corta, creo que lo que me cuesta es entender a los personajes, me molestan sus actitudes. Shriver de lo toma con calma pero compensa (y Big brother es la más asequible de las leídas)
      Un beso

      Eliminar
  26. Quiero leer a la autora, pero la verdad es que le tengo más ganas a Tenemos que hablar de Kevin, el tema de esta última me llama más la atención. Tal vez con el tiempo, le dé una oportunidad a otras novelas suyas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carla Tenemos que hablar de Kevin es un mazazo inolvidable, creo que merece mucho la pena si estás dispuesta (algo así como te pasó con Lolita me pasa a mi con Kevin). Ya me contarás.
      Besos

      Eliminar
  27. Pues este creo que no caerá, al menos de momento =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez te vas libre de cargos, jajaja adelante!
      Besos

      Eliminar
  28. Tenemos que hablar de Kevin la tengo apuntada y me apetece muchísimo pero tengo que buscar el momento.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. Ains, este es uno de los momentos que más temo, aquel en el que un autor que como lectora adoras te desilusione. Aunque veo que has bregado bien para no salir derrotada de la lectura y que la cosa quedara en tablas... Como tengo a Kevin pendiente, y lo que te rondaré morena, no iré con prisas con este libro (y si con los que voy con prisas pueden pasar meses y meses no te digo ya con los que no...)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Pues tengo yo ahora mismo un lectura entre manos que te gustaría pero no se si presentártela porque la he hecho tan mía que tengo miedo a infidelidades con otras lecturas

    ResponderEliminar
  31. oioioioioi, cómo he picado el anzuelo!!! Pero al leer lo de que cuesta entrar en la historia y saber de qué va me he frenado, pero vaya si me ha entrado con los primeros párrafos de la reseña, me voy sin tenerlo nada claro, bueno, sí, me pongo a buscarlo, y ya veremos... :-) Un besazo!

    ResponderEliminar
  32. Tengo en mi estantería de pendientes Tenemos que hablar de Kevin, así que empezaré por la que tengo, sin embargo esta que comentas me atrae por esa doble posibilidad que no se convierte en la salida buena y la mala. A ver cuando me pongo con la primera.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  33. Yo a "Tenemos que hablar de Kevin" no le encuentro ningún pero, todo lo contrario. Tras leerlo, me quedé con ganas de leer más de la autora, me parece que fue este título el siguiente que apunté, y aunque tiene pinta de enrevesado -por lo que dices-, creo que lo podré soportar. ;D

    ResponderEliminar
  34. Hola, Marilú!
    Hace un tiempo que no paso por esta casa. Vengo y me encuentro con un libro que tengo apuntado, y tus líneas refuerzan mi decisión de encontrarlo primero y leerlo luego. Nada he leído de Shriver; podría ser auspicioso empezar con éste.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Me quedo con ganas de descubrir a la autora pero no con este libro, no creo que fuera el mejor inicio
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Yo tengo sangre en las venas pero...como que no. Sobre todo porque si a ti te deja en tablas, a mi me hace naufragar. Seguro

    ResponderEliminar
  37. Justo hace unos días un buen amigo de cuyas recomendaciones me fío a ciegas me dijo que tenía que leer a Shriver, sobre todo este libro, que está convencido de que me encantará. Ahora te leo a ti... Y creo que no voy a poder escaparme de él.

    Besos

    ResponderEliminar
  38. Este lo dejo pasar, no me atrae mucho, aunque que no digo que no llegue en algún momento a mis manos

    ResponderEliminar

A comentar!! :)