jueves, 13 de agosto de 2015

El pequeño salvaje (T.C. Boyle)

El pequeño salvaje (T.C. Boyle)
Editorial Impedimenta
128 páginas

Hace algunos años vi la película de Truffaut (1970) sobre el caso del niño protagonista y el doctor Itard. Conocía la existencia de otros libros a modo de informe pero mi sorpresa fue grande cuando hace nada recaí en que Impedimenta llevaba tiempo con este libro firmado por Boyle en su catálogo. Reencontrarse con la historia de Victor de Aveyron, un niño hallado en los bosques de Languedoc (Francia) a finales de 1797; o la fascinación que provoca hacer preguntas, dilucidar que por mucho que avancen los tiempos tenemos tendencia a hacer el borrico (sin intención de ofensa para con el cuadrúpedo).

Victor pertenecía a una familia humilde de la que se sabe más bien poco. La mujer de su padre no terminó de darle muerte y entre matojos abandonó a la criatura. En las condiciones que el bosque ofrece se desarrollaría el pequeño despojado de convenciones sociales, lenguaje o cualquier atisbo de contacto personal. Un buen día, cuando se le estiman unos doce años de edad, unos cazadores encuentran al niño. Capturas y huidas se suceden hasta que consiguen meter al pequeño por vereda y que consienta permanecer entre los miembros de su especie, la humana. 

Esos que se hacen llamar humanos revelaran actitudes de todo tipo hacía Victor, desde el asombro, al miedo o la fabulación como si de una leyenda se tratase. Podríamos justificar tales reacciones a la falta de instrucción sin embargo entre los estudiosos tampoco encontraría una acogida, a mi entender, halagüeña. 

Como caso era excepcional. Victor podría dar claves sobre dilemas filosóficos y morales largamente sostenidos. Por ejemplo la concepción de la tabula rasa. Virginal y puro para ser moldeado por el mundo social o por el contrario, que precisamente lo que doblega y desintegra nuestro ser es la sociedad. En definitiva Victor supone, sin paños calientes, un conejillo de indias

"Ni el mismo habría podido explicarlo pues no poseía lenguaje, ni ideas, ni manera de saber que estaba vivo, ni que había un lugar donde vivía ni por qué. Era un ser salvaje, un atavismo viviente y palpitante, y su vida no se distinguía ne nada de la de cualquier otra criatura del bosque."

La lectura narra de forma concisa, a modo de crónica histórica, la vida del que llamarían el pequeño salvaje. Vivencias, emociones, adquisición "cultural" y lenguaje. Logros que dejan de ser tales cuando te preguntas si era necesario hacerlo pasar por alguna que otra prueba. En este punto reside lo principal la posición hegemónica del ser civilizado sobre el salvaje. Además Boyle mantiene la distancia y excepto por una escena no pone fácil empatizar con el niño, cuestionando sus acciones y estado fuera de lo convencional. 

Teniendo en cuenta que el caso se corresponde con una historia real me parece de obligada lectura para todo aquel interesado mínimamente por la enseñanza, el desarrollo o el papel de la sociedad. El texto refleja con fidelidad algunas de las escenas de la película homónima que menciono al inicio, a modo de revisionado, he leído el libro a sabiendas y me ha parecido una lectura fascinante por cómo está contada, elusiva a caer en lo fácil, algo áspera pero sin intención de dañar. Se lee de una sentada y posa por una eternidad. 
"Tres días después ya estaba en París, aunque él no fuera consciente de que aquello fuera París. Solo era consciente de lo que veía, lo que escuchaba y lo que olía. Vio confusión, escuchó el caos, y lo que olía era más fétido que cualquier otra cosa que hubiera olido en todos sus años de vagabundeo por el campo y los bosques de Aveyron. Un hedor concentrado, penetrante: el olor de la civilización."
 El pequeño salvaje (T.C. Boyle)

52 comentarios:

  1. No me importaría leerlo aunque tampoco se va a convertir en una de mis prioridades. Debe haber sido muy dura la vida de ese niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nunca lo hubieran encontrado quizá habría sido todo más sencillo, criarte fuera de tu contexto natural te sitúa entre dos mundos, siempre es duro algo así. De todas formas el libro no te hace pasarlo mal, solo pensar :)

      Eliminar
  2. Creo que no conocía la historia de este niño así que no me importaría leer el libro, aunque no es uno de esos libros que tenga claro que vaya a disfrutar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una lectura que te haga sufrir, la vida del muchacho y como se actuó o los dilemas que se plantean diferentes personas resultan interesantes (hasta si lo consideraban o no humano). Merece la pena.
      Besos

      Eliminar
  3. Pues desconocía la peli y el libro pero entra en mi campo de interés, lo reconozco, así que no me importaría para nada echarle un ojo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy semejantes lectura y peli, quizá en el libro quedan más patente el tipo de decisiones que se enfrentaban o como lo vive cada uno. Me parece uno de esos casos que merece la pena descubrir.
      Besos

      Eliminar
  4. La verdad es que algunas veces es mejor dejar las cosas como están. Eso de lo salvaje y lo cultural apenas se separan en muchas ocasiones. Me gustaría saber donde está esa supuesta cultura cuando lo único que se ve es nuestro lado más salvaje, ni siquiera salvaje, nuestro lado más sádico.
    En fin, que es muy temprano todavía para filosofar y aún tengo que planchar (quien inventó que la arruga no es bella?? Salvajes no, somos idiotas sin solución). Que me gustaría leer este libro, ea.

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que da mucho que pensar. si a este chico no le hubieran sacado del bosque muchos sufrimientos se le habrían evitado, por otra parte, abandonarlo a su suerte parece una crueldad. Luego está justo lo que comentas, esa supuesta cultura que ne ocasiones es un lastre.
      Jajajajaja, qué idiotas fuimos con el invento de la plancha, si total, unas arruguitas de nada... confieso que es una de las tareas que más detesto y evito, si es que... leer es mucho mejor para la arruga mental!
      Besos

      Eliminar
  5. Ni he leído el libro ni visto la película y me parece interesante lo que nos cuentas. Me lo llevo anotado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, son muy parecidos, el libro es tan cortito que se lee en nada. Si te interesa el tema seguro que le sacas partido.
      Besos

      Eliminar
  6. No sé yo si este libro me va a gustar. De momento no me lo llevo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No? Pues fíjate que te veía ya hasta con la tarea hecha, fue una de las primeras cosas que conocí en la carrera.
      Besos

      Eliminar
  7. Conocía la película y el libro sin duda es una excelente opción.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, como hace tiempo que la vi leerlo me ha hecho recordarla totalmente. No desmerece, creo que han sabido trasladar el caso al papel estupendamente.
      Besos

      Eliminar
  8. Muy buena reseña, pero me lo pienso!
    gracias por compartir.
    Besosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a pensar se ha dicho, por supuesto :)
      Gracias a ti por pasar.
      Besos

      Eliminar
  9. La peli la conozco, y me gustó mucho, pero de la novela que traes hoy no tenía ni idea.
    Me la llevo, que además Impedimenta es apuesta segura =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? cuando vi la novela me quedé parada pensando que como no había reparado antes de que era de este niño. Impedimenta es garantía, totalmente de acuerdo :)
      Besos

      Eliminar
  10. Bueno, pues por ese poso eterno creo que me animaré, a ver si de paso me alejo un poco del bache también yo. Bueno, ya te comenté que me recordaba a cierto caso también en nuestras fronteras, aunque leyéndote ahora este parece incluso más extremo. También me gusta eso que nos cuentas sobre el estilo narrativo, esa distancia y ese no posicionarse, o no caer en un sentimentalismo fácil, o llámese X. Cuando hay ese sustrato de verdad y de realidad, yo también me inclino más por la objetividad, creo.

    Besotes en pre-té! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ventaja es que te dura nada y menos, sé que este tipo de medida te van bien de vez en cuando. Ya, me acuerdo del caso pero este es bastante más extremo y sobre todo creo que lo interesante no es tanto los progresos del niño sino quienes le rodean y el tipo de decisiones que se adoptan respecto a él. Está contado para tomarlo con distancia, podría hacerse de muchas otras formas pero creo que es la adecuada, la más acorde a la visión que tenía del caso, la verdad. Ya me dirás que te parece.

      Besos sin gusanillo

      Eliminar
  11. Algo como "Kasper Hauser". Intersante. Me lo llevo.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro se centra en cómo se abordó el tratamiento del niño y bueno, quizá sea algo más extremo por aquello de haberse desarrollado como un animal (el otro estaba encerrado si no recuerdo mal).
      Besos

      Eliminar
  12. Este me lo apunto, conocía la historia pero no sabía que se había escrito este libro sobre ella, y como la enseñanza es mi profesión pues...eso, que me lo llevo. Y además publicado por Impedimenta, que lujo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impedimenta me encanta, como digo no ha sido hasta hace poco que me di cuenta de que era esta la historia. Creo que es obligado porque plantea muchos dilemas a todas las profesiones que se relacionan con el desarrollo de las personas. Espero que te guste :)
      Un beso

      Eliminar
  13. Bueno abu, esto no me gusta. Todo lo que sea aprender, lo intento pero enseñar definitivamente no es lo mío, no tengo aptitudes ni paciencia para eso. Así que nada. Eso sí, me he acordado de Matemos al tío cuando he visto la portada.
    Besitos y tirones de rabo de nieta superviviente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que te gusta revolverme el quiosco, nieta. Digo lo de la enseñanza porque plantea si realmente era necesario "educar" a este niño, alguien que ha llevado una vida tan distinta... al final es hacerlo pasar por sufrir, desnaturalizarlo de lo que conoce. Los niños de Matemos al tío eran de otro tipo de salvajismo jejeje.
      Besitos y chuches de abu consentidora

      Eliminar
  14. Me lo apunto ya que me ha llamado mucho la atención, besotes

    ResponderEliminar
  15. He empezado a leerte y he recordado otras pelis, no la que mencionas, que van por los mismos derroteros. De todos modos madrina, este libro lleva en mis estanterías un tiempo y me has recordado que hay que darle su oportunidad.. O por lo menos no olvidar que está ahí. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué pelis? No sueltes la piedra y escondas la mano ¿del mismo caso o similares?
      Este libro tiene mucho para darle vueltas, como digo, dura poco peor pesa lo suyo. Me gustan este tipo de lecturas :) a ver si movemos ese estante.
      Besos

      Eliminar
  16. ¡Hola!

    Así en primera como que no me llama mucho, pero tampoco lo descarto porque el tema es sin duda interesante; digamos que lo tendré en la mira y si un día nos encontramos no dudaré en llevármelo para casa ;) ¡Gracias por la reseña!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Pues si de primeras no llama, a ver si de segundas :) el tema da mucho de sí, es un libro que expone para que el lector se pregunte. Si hay oportunidad pues bienvenida sea. Gracias a ti.

      Besos

      Eliminar
  17. Coincido contigo, obligada lectura para cualquiera que sienta el más mínimo interés en el tema. Me gustó descubrirlo, que no hace tanto que lo leí
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues capaz de haberlo leído al tiempo, no sería la primera lectura simultánea. Para mi fue una sorpresa encontrarlo entre otras propuestas de verano ;) y me parece que el enfoque es de lo más acertado. ¡Chispita!
      Besos

      Eliminar
  18. Vi esa película en blanco y negro y luego una que siendo yo pequeño me marco . La leyenda de tardan de Cristopher Lambert que hoy en día perdería su mística si volviera a verla con mas edad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco esa otra y ahora me haces tener deberes para saber que pasa....
      Besos

      Eliminar
  19. No me imagino lo que debió sufrir el niño al ser encontrado y llevado a la ciudad. No sé si leeré el libro o no, a priori no me llama mucho la atención, aunque eso que has dicho de que es de obligada lectura me ha llegado...

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Estas reflexiones sobre el papel de la civilización es casi tan antiguo como el mundo. A mí me entusiasman estos temas, como licenciada en Historia que es una. Aunque no me entusiasmó la peli, veo que el libro sí merece la pena. Seguiré tu consejo ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Habrá que leerlo, parece muy interesante ^^

    ResponderEliminar
  22. Pues me has convencido... Me encantan los libros de esta editorial. Me lo llevo! Un besazo!

    ResponderEliminar
  23. Me interesa la vida del muchacho aunque lo pasara mal. No lo descarto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  24. Parece una interesante reflexión sobre cómo sería el ser humano, el ¿buen? salvaje, sin tener contacto con la educación y la cultura. ¿Sería bueno por naturaleza? ¿Es la cultura, el contacto con otras personas lo que le conduce a la maldad? Son reflexiones que me interesan mucho.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  25. Ya lo creo que es de obligada lectura. Me gustó mucho esta novela. Una verdadera joya literaria. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Holaaaaaaa¡¡
    No conocía tu blog pero desde hoy te sigo y espero que sigamos leyéndonos¡¡ genial reseña¡¡¡
    un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
  27. La verdad es que me llaman más otros libros de la editorial Impedimenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Puede resultar una lectura interesante.
    La película de Truffaut también la vi hace algunos años.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. No termina de llamarme así que lo dejo pasar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Hola! Gracias por tu reseña.
    Me he quedado enganchado con algo q dijiste, sobre cómo el lenguaje (la adquisición del lenguaje más propiamente) va moldeando nuestra conciencia. Me vino a la memoria Vigotsky, y su propuesta de que la nuestra es una conciencia "semiótica". Mmmmm.habrá que buscar el libro y pensarlo.

    Gracias, y saludos

    ResponderEliminar
  31. Pues me interesa y no me habiaaa percatadooo de la existencia de este libro de Impedimenta. Lo tendré en cuenta aunque antes quiero sacar hueco para un par de libros la misma editorial. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  32. Muchas gracias por la recomendación, lo anoto y conozco a algunas personas a las que les puede encantar.

    besos!

    ResponderEliminar
  33. Mmmm muy interesante, y además de Impedimenta. ¡Lo apunto!
    Besotes

    ResponderEliminar
  34. Ya casi me convenciste al comentarlo. No he leído esta historia, aunquesí que he visto pelis con este argumento, alguna incluso con el sujeto ya adulto...Un besote!

    ResponderEliminar

A comentar!! :)