jueves, 29 de septiembre de 2016

#42 Cajón desastre: La lectora triturada


El otro día mientras limpiaba (los lectores quitan el polvo a los libros de vez en cuando) recordé el libro de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas. Supongo que en mi subconsciente rondaba algo relacionado con la película y como la mente es así de saltimbanqui, recordé otro libro de la misma “autora” (entrecomillo porque es un seudónimo, Laura Norton, a saber) pues eso, caí en la lectura de Gente que viene y bah, de ahí mi cabeza se precipitó sobre manos. No, no es que me echara las manos a la cabeza sino que recordé la de manos, conocidas, muchas, por las que había pasado mi ejemplar y es que, veréis, sucede una cosa. En casa -y cuando digo casa, me refiero a la originaria, la de Ohana, parientes de sangre, adoptados o intencionales, los de Lilo, de Lilo y Stich, , Ohana, Ohana que significa familia ¡esa!- a lo que iba, que en casa como lea un libro, lo pase y guste, en este orden, la lectura ronda hasta completar el séquito, estamos rozando el casi pleno, señores, porque en casa son muy lectores, en cursiva, porque un día, iba yo trasteando por una librería del centro de mi ciudad (la de acogida, no la que me vio nacer) cuando me paró un cámara. Os podéis imaginar con que perversas intenciones ¡bingo! ¡preguntar!. Se lanzó a plantear cuestiones y me aturullé. Normal, diréis ¡pero cómo va a ser normal! ¡si me preguntó sobre libros! ¡si lo que quería saber eran mis gustos! ¿mis gustos? qué disgusto ¿y ahora qué? La épica del momento fue responder en un alarde gramatical con: Yo soy muy lectora. Hemos pensado en tatuajes pero no, esta leyenda viva de construcción oracional se merece la serigrafía en camiseta. En fin, los escarnios de lectoras cercanas no fulminaron la desazón, nonono. Acto seguido (es decir, cuando llegué a casa y recoloqué mi cerebro) me dije ¿y qué me gusta a mi? ¿qué nombre le ponemos a la criatura? Goodreads a la vista y lomos de estante respondían: Drama, drama, drama, drama. Alto impacto. Drama, drama, drama. Humor ¿humor? ¡sorpresa!

A la hora de leer hay historias en las que me cuesta entrar,
cuando me suenan a lo mismo,
cuando chico conoce chica y tal y tal,
cuando vivieron felices, comieron perdices y ni se molestaron en invitar (serán mamones).

En fin que Norton y su Gente fue una agradable sorpresa y esta lectora no pretende ganar el nobel leyendo. Puede que sea un poco triturada, superficial, pero como decía hace poco Lesincele a colación de otro tema, los lectores también se visten y he aquí, que los lectores triturados también se ríen y he aquí, que de igual manera, hacen el completo gilipollas. En resumen, señores, que seguí limpiando. Porque los lectores limpian, los lectores se asean, los lectores van al super, probablemente con más peso de la habitual pero eso es otra historia…. 

17 comentarios:

  1. :-))) Así somos los lectores. Porque hay momentos para todo, para vestirse de gala, para andar en alpargatas o para ser triturados. Quién lo es, lo sabe. Genial, como siempre. Bss

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Nos vestimos, nos trituran, hacemos el gilipollas, en fin... somos personas y esas cosas pasan. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este post! Confieso que pensaba que iba a entrar en otro debate de estos que me empachan un poco (entre otras cosas, por las enormes contradicciones en las que se incurren cuando se inician), pero no!! Pues nada hija, que sigas recreándote entre tanto drama e impacto, pero dejando a veces hueco para lo liviano y "vulgar" (sarcasmo ON). Yo también pertenezco a la "plebe" lectora. Y a tu lista de lo que hacemos los lectores además de leer iba a añadir un par de cosas más, pero es que...no, mejor en persona :-D

    PD: Lesincele es la caña, todo un (re)descubriento desde que tiene canal.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el post y totalmente de acuerdo, los lectores somos mucho más y hacemos otras cosas además de disfrutar de nuestros libros, de ahí que echemos de menos más horas en el día
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Los lectores se visten y desvisten. No siempre llevan la misma ropa y no siempre necesitan el mismo abrigo.

    ResponderEliminar
  6. Jejeje.. ojo! que yo soy una lectora que se viste por los pies ¿eh?.. Vayamos con tiento. Tu cabecita hace unas conexiones digna de estudio,.. por brillantes, ¿eh? Otro, ¡ojo!. Besos

    ResponderEliminar
  7. "Familia, que estaremos siempre unidos" completa Lilo poniendo cara de buena. Es que es mi peli favorita de Disney.
    A lo que vamos , que el cámara te paró y como cuando ves un poli y te pones nervioso aunque no hayas hecho nada ese día. Seguro que lo dijiste con gracia.
    Yo no sé con qué palabra me quedaría y es que además hoy no es un buen día para pensar aunque de todo lo que has dicho que exiges de los libros, estoy pensando dónde encaja cierta lectura...
    Apuntada librería mágica en el centro.
    Besitos de nieta h.

    ResponderEliminar
  8. Es que de vez en cuando... Muy de vez en cuando es bueno también hacer el gilipollas. Y estas agradables sorpresas son muy necesarias de vez en cuando. Y luego nos seguimos vistiendo, o limpiando, o aseándonos...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Jajaja eres un caso ¡¡Me encanta!!

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, pues a mi me atrajo en su momento pero ha ido quedando atrás con tanto pendiente. Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Ay, Marilú! Una cosa te digo, como me hagas muchas entradas de éstas te paso parte de la factura del contorno de ojos porque mis patas de gallo con tanto reír no sé dónde van a llegar. Y ahora al tema, te entiendo. A mí me preguntan qué me gusta leer y no solo no sé qué contestar, sino que estoy segura de que pongo cara de lerda y eso es más grave ;P
    Besotes !

    ResponderEliminar
  12. Ay... Fantástica entrada, Marilú... A los lectores nos gusta, sencillamente, leer. A veces necesitamos unas cosas y, a veces, otras. Y sí, a veces eso que nos apetece leer no queda muy bien decirlo, pero qué le vamos a hacer. No siempre comemos todo lo sano que deberíamos, ¿no?

    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Qué entrada tan divertida!! No he leído ninguno de los dos libros, pero seguro que se pasa un rato entretenido con ellos.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, qué entrada tan buena, muy tú! A mí el libro que mencionas me gustó mucho: me esperaba una tontería de libro y, la verdad, lo disfruté bastante. No todo pueden ser dramas en la vida (ni en la lectura)! 1beso!

    ResponderEliminar
  15. Pues apunte en su día los dos títulos de esta autora pero por una o por otra no me han llamado lo suficiente. Y tu entrada me ha encantado !!!. Besos

    ResponderEliminar
  16. en el fondo somos barcos que muchas veces nos dejamos llevar por la corriente de lo que se cuece en el ambiente y siendo lectores no ibamos a quedarnos ajeno a ello.

    ResponderEliminar
  17. Suscribo!! Jajajaja
    Un besin

    ResponderEliminar

A comentar!! :)