lunes, 19 de septiembre de 2016

Wonder. La lección de August (R.J. Palacio)


No he destruido la Estrella de la Muerte ni nada por el estilo, pero sí he sobrevivido a quinto curso. Y eso no es fácil, ni para mí ni para nadie. 
Iba con pocas expectativas a por esta lección, no estaba ni remotamente entre mis planes, si es que existen planes en lo que se refiere a escoger lecturas... El caso es que necesitaba algo llevadero y la cuestión es que prácticamente se lo había leído toda la familia, no iba a quedarme sin opinión y mucho menos sin asomar a conocer a este tal August. Faltaría más.

Abre con voz de su protagonista August, Auggie o Canito, según le preguntes a sus allegados. Este niño es consciente de lo que implica ser diferente, no se esfuerza en describirnos qué le pasa en la cara aunque nos aporta algún que otro diagnóstico y su resultado es un rostro desfigurado del que más de una vez le gustaría deshacerse. La historia arranca cuando deciden que debe ir al colegio. Tanto él como diferentes personajes nos irán contando qué fue de ese primer año escolar.

El problema de algunos libros de este tipo es el grado de sentimentalismo que pueden llegar a adquirir. August se desquita de tales atributos siendo un tanto vacileta,  realista y reconociendo cómo le afecta, pero también llevando al lector a su círculo cercano. No nos engañemos, en cuestiones de apariencia no es solo el que la lleva sino quien está próximo. Los prejuicios, los automatismos y el desconocimiento campan a sus anchas en la vida colegial (y más allá). 

R.J. Palacios incluye algunos personajes clásicos del mundo escolar: el chulito de clase, la nena guapa, los padres ideales y el típico insoportable del AMPA. A los que también suma algunos, a mi parecer más ajustados, como una hermana con vida propia y que en plena adolescencia tiene que lidiar con que la relacionen con su hermano y con el de pavo sus amigas; o el compañero, ese al que le cuesta darse cuenta de que debajo de ese chico hay alguien a quien valorar.

Con voces narrativas alternas se componen un collage con una misión, la importancia de ser amables, habilidad que cuesta poco y con la que ganas mucho (aunque algunos ni eso). En un momento como el actual, con el hostigamiento frecuente entre compañeros de aula, cuando parece que debe imponerse la ley del más fuerte, no está mal darse de bruces con una lectura en valores, con el atractivo del ingenio y el reconocimiento del audaz.

La lección de August huye del drama y se queda con lo mejor de la historia. Una novela que se lee en nada, con otras secuelas (aportadas por sus personajes) que se instala en la estantería por su ternura y por ser amena, incluida en los planes de estudio en EEUU para niños entre 8 y 12 años, de la que al parecer habrá adaptación cinematográfica dirigida por Stephen Chbosky, también autor de Las ventajas de ser un marginado

Todo el mundo debería recibir una ovación del público puesto en pie al menos una vez en su vida.
R.J. Palacio (Wonder. La lección de August)

24 comentarios:

  1. Me gustó la sencillez con que está narrada esta historia que trata temas tan importantes, pero al fin y al cabo va dirigida a lectores adolescentes, y es un un punto a favor que les llegue. Y también es de destacar los valores que transmite.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un libro pensado para jóvenes lectores, yo diría más de colegio que de institutos. En las aulas se tiene que abordar este tipo de temas para que les llegue y les implique. Me parece una buena opción por eso.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Lo tiene mi hija y yo lo he tenido varias veces en la tienda, pero la verdad es que nunca me ha llamado demasiado. Igual debería darle una oportunidad :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tampoco era de los que más me llamaba pero me pasó igual, andaba por casa y me lo crucé en un buen momento :)
      Besos

      Eliminar
  3. A mí me llega tarde. Me parece bien que lo pongan como lectura obligatoria aunque después de oír el otro día en el bus a unas niñatas decir que "a ver por qué tengo yo que leer si no me gusta", no sé yo qué esperanza nos queda. Hubiera sido fácil provocar la lágrima y el llanto desconsolado pero ahí, los pocos jóvenes que nos quedan saldrían espantados.
    Besotes de nieta planificadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me ha venido algo tarde esta lección xD A mi la idea de obligar a leer no me convence pero sí que hay que incentivar y renovar un poco el concepto que se tiene de leer. De alguna manera y con los libros que puedan conseguirlo, esa es la idea.
      Gracias a Palacio por no tirar de cleenex ;)
      Beso de abu de lunes

      Eliminar
  4. Es un libro del que ya había visto bastantes reseñas y podría animarme con su lectura, creo que no me defraudaría
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues mira, con esta novela me ha pasado como a ti, que la tenía un poco arrinconada por eso de que le habían dado demasiado bombo (¡que estúpidamente exquisitas nos volvemos a veces las lectoras experimentadas!) y porque pensé que sería demasiado sentimentaloide. Pero si tú me la comentas con tanto acierto... pues que me la llevo, que ya me ha llegado el momento. Bss

    ResponderEliminar
  6. Pues tampoco estaba este libro en mis planes, pero claro, paso por aquí, me hablas del libro así...¡Y terminas picándome! Mira que eres mala...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Seamos sinceros. ¿verdad que no es para mi? Que puede estar muy bien, pero ya me conoces...
    Tú dirás
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Fíjate que nunca me ha llamado la atención este libro. Por le momento creo que voy a seguir sin adentrarme en él. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que no lo veo para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me pareció un libro muy dulce e ideal para los más jóvenes.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo en mi lista desde hace tiempo, pero no termina de encontrar el momento adecuado, tendré que buscarlo.
    Y me parece que, por lo que cuentas, debería ser un libro de lectura para los niños.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Este libro me ha despertado siempre emociones encontradas, no se, al final creo que lo descartaré por todo lo pendiente que ya tengo
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues no te digo que lo vaya a leer pero sí que hay cosas de él que me han llamado la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Oye, pues yo sí tengo ciertas expectativas. En fin, que por la ambientación, el tema a tratar, lo leeré tarde o temprano. Ya te contaré. Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Como profe de Secundaria te digo que es IDEAL para institutos, para primaria es demasiado complejo, sobre todo la manera en que está escrito.

    A mí me encantó cómo se trata el tema, su manera de narrar y su lección de vida. A mis alumnos les encanta.

    Respecto a que no hay que obligar a leer... Es tan complicado!!! Obligamos porque sino algunos no leerían nunca, y así consigues enganchar a esos, con libros como este por ejemplo. Pero vamos que Internet está lleno de resúmenes :(

    ResponderEliminar
  16. Estoy esperando que me lo presten... jejejej que le tengo ganas, a ver qué tal =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Este libro lo tengo en casa porque se lo regalé a mi hija y le gustó mucho.Seguramente llegará el momento de disfrutarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Pues mira es de las pocas lecturas que así a priori, no encajarían con ¿mi edad? (Ummm.... ) pero tampoco le hago ascos a una lectura de estas características de vez en cuando. Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola me ha gustado mucho la reseña, la verdad es que me encantaría leer Wonder de una vez Jajaja. Ya te sigo en Instagram y en el Blog, te dejo el mio por si te quieres subscribir, un abrazo enorme! https://culturaaquemarropa.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar

A comentar!! :)